Home

Fue el gurú de toda una generación, por no decir de la mayoría, el señor John Palmer, quien dijo una vez: “La Mejor Cura es Una Cerveza Fresca”. Menuda verdad. Y si esta afirmación, tan figurativa, no los complace es que existe una máxima aún mas grande y genial que ésta y es que, algo mejor que una “cerveza fresca” es que esa cerveza se haya elaborado con tus propias manos.

Si señores y sin ánimos de entrar en comparaciones, pero si a modo de ser lo bastante explícito y específico, podríamos decir que elaborar tu propia cerveza es como parir una criatura. Tan cierto como se escucha, generar vida de 4 simples elementos debe ser lo más excitante de este mundo, sino lo más maravilloso. Ese es el sentimiento y en consecuencia, viene consigo acompañado de una gran pasión tan o más grande aún.

Sobre estos cimientos de ideales y amor por el arte que este proceso requiere, es que muchas personas se aventuraron a este mágico mundo, recorriendo un camino que es solo de ida… Por eso, es que también te estamos llamando a vos, para que nos acompañes.

Bienvenido al recorrido, tomá una pinta y brindemos… ¡¡¡Salud y muy buenas birras!!!….